Cicatrices

¿Qué es una cicatriz?

La cicatriz es el resultado de una lesión en la dermis y su posterior reparación.

Según estudios médicos, se calcula que entre el 11% y el 16 % de la población tiene sobre su cuerpo algún tipo de cicatriz provocada, fundamentalmente, por operaciones quirúrgicas, cirugías, traumatismos o accidentes. A veces, estas cicatrices se muestran en lugares muy visibles y por ello preocupa más su eliminación, ya que siempre resultan antiestéticas para el que las padece.

Las cicatrices pueden ser hiperpigmentadas, hipopigmentadas, atróficas (acné), hipertróficas o queloides. Tenemos diversos métodos disponibles para el tratamiento de estas. Recuerda que tanto cicatrices antiguas como nuevas pueden ser tratadas, obteniendo mejoría de su apariencia, incluso hasta ser inapreciables. El tratamiento ideal dependerá del tamaño, localización y tipo de cicatriz que presentes. En Novapeel Dermatológica podrás obtener un tratamiento es personalizado, el cual se elige de acuerdo a tus necesidades.

Tipos de Cicatrices

1. Cicatriz Hiperpigmentada

La cicatriz hiperpigmentada presenta una coloración oscura fruto de mayor producción de melanina vinculado al proceso inflamatorio de reparación. Este tipo de cicatriz es más frecuente en los fototipos oscuros y ocurre cuando la cicatriz es básicamente superficial.

Las cicatrices hiperpigmentadas pueden aclararse de forma acelerada y con muy buen resultado utilizando una combinación de medicamentos despigmentantes y Luz Pulsada Intensa (CELLEC) de uso Médico (IPL).

2. Cicatriz Hipopigmentada

Las cicatrices hipopigmentadas presentan un color más claro que el resto de la piel sana, como consecuencia de que la piel queda incapaz de producir melanina en esa zona, como secuela del traumatismo que la originó. Son cicatrices donde los melanocitos están ausentes.

En algunos casos las cicatrices hipopigmentadas pueden tomar algo de color si son estimuladas con Láser de Luz Ultravioleta de Banda Estrecha, siempre que existan algunos melanocitos residuales que pudieran migrar hacia el interior de la cicatriz.

3. Cicatriz Atrófica

La destrucción tisular que originó la cicatriz fue de tal intensidad que el proceso de reparación no es capaz de «volver a rellenar» el defecto de tejido por completo. Esto es típico de las cicatrices de acné, que a veces simulan un piqueteado en la piel con forma de «U».

Las cicatrices atróficas son las más beneficiadas de los avances en tecnología láser:

  • Subincisión: Las cicatrices por acné atróficas (ya sean onduladas, en furgón o en picahielo) suelen tener tractos fibrosos subyacentes que, a modo de ancla, tiran de la superficie cutánea hacia abajo provocando que adopten esta morfología hundida. Esta fibrosis es, además, el motivo por el cual algunos tratamientos para las cicatrices de acné puedan fracasar. Si éstas están muy ancladas a la profundidad por la fibrosis, aunque se genere colágeno es posible que su superficie no ascienda debido a la tensión que ejercen hacia abajo los tractos fibrosos. Por lo tanto, es importante eliminar o romper estas anclas fibrosas que hay debajo de las cicatrices por acné cuando esto sea necesario. De esta manera, los tratamientos posteriores serán más efectivos. Habitualmente se requiere de una sesión, la cual dará un efecto permanente y puede acompañarse de otro tratamiento para mayores resultados.
  • Radiofrecuencia Fraccionada Ablativa: este tratamiento funciona a nivel de la dermis, sin afectar la epidermis, por tanto, no tiene fase exudativa y la recuperación es más rápida.
  • Láser CO2 Fraccional Ablativo: trata tanto la epidermis como la dermis y requiere algún tiempo de convalecencia. Este tratamiento produce una fotocoagulación distribuida en micro columnas rodeadas de tejido sano, que activa el fenómeno reparativo de forma inmediata
  • Terapia de Inducción de Colágeno: esta técnica trabaja en la epidermis y en la dermis, combina las micropunciones, la aplicación de factores de crecimiento y peeling suave para dar un resultado óptimo en la mejoría de los “hundimientos” de la piel y obtener una textura regular.
  • Peeling químico: este afecta a la epidermis y nos ayuda a reducir imperfecciones superficiales en la textura, requiere de tiempo de recuperación, pero el resultado es rápido y seguro.

4. Cicatriz Hipertrófica y Queloides

Las cicatrices hipertróficas se caracterizan por ser rojas, duras y por producir picor, pero se mantienen en el límite de la herida quirúrgica. Las queloides reúnen las mismas características, pero crecen sobrepasando los límites de la herida de la piel. 

Tratamiento Cicatriz Hipertrófica-Queloide

Aunque pueden emplearse técnicas como la extirpación quirúrgica, la crioterapia y las infiltraciones de 5-Fluoruracilo, el mejor tratamiento para las cicatrices hipertróficas-queloides hasta el momento consiste en una combinación de:

  • Infiltración con corticoides intralesionales.
  • Láser de infrarrojos (Diller and Diller)
  • Presoterapia (en forma de láminas de silicona).

En Novapeel nuestra experta en dermatología le indicará el tratamiento más adecuado para su tipo de cicatriz.

Abrir chat
Hola,
Estamos a tus órdenes...