Coolshaping

CRIOLIPÓLISIS SELECTIVA + VACUUM + LED 630 Nm)

La Criolipólisis es una novedosa tecnología no invasiva que utiliza la exposición al frío para, de forma selectiva y gradual, lograr la reducción de la grasa subcutánea. Dicha tecnología está fundamentada en la acción lipolítica no invasiva del frío (aproximadamente -10°C mantenido durante al menos 50 minutos) sobre la grasa subcutánea, que genera eliminación selectiva de los adipocitos dañados por apoptosis (es decir que cuando las células de grasa se exponen a un enfriamiento específico, se desata un proceso natural que gradualmente las remueve, logrando así reducir medidas en el paciente).

La criolipólisis, aprobada por la FDA, Canada Health (CoolSculpting®, Zeltiq, Pleasanton, California, Estados Unidos) y la COFEPRIS (COOLSHAPING, Jeisys Medical Inc., Seúl, Corea del Sur), es la aplicación controlada de frío al tejido subcutáneo para reducir el tejido adiposo.

Las primeras investigaciones y pruebas sobre criolipólisis las llevaron a cabo los médicos dermatólogos Dieter Manstein y R. Rox Anderson en el Wellman Center del Hospital General de Massachusetts en Boston, un centro educativo afiliado a la Facultad de Medicina de Harvard. Los médicos y su equipo realizaron una investigación que demostró que, en condiciones sumamente controladas, las células grasas subcutáneas son naturalmente más vulnerables a los efectos del frío que otros tejidos circundantes. Su trabajo inicial, publicado en Lasers in Surgery and Medicine en noviembre de 2008.

El procedimiento COOLSHAPING que utiliza la criolipólisis es fundamentalmente diferente de otras modalidades no invasivas o mínimamente invasivas. Otros métodos de eliminación de la grasa principalmente producen la muerte celular necrótica dañando la grasa mediante calor, ultrasonido focalizado de alta intensidad o inyecciones químicas. Cada una de estas tecnologías presenta posibles desafíos técnicos, particularmente relacionados con la capacidad de actuar a la profundidad adecuada del tejido y los daños no intencionados a otras estructuras cercanas o dentro de la capa de grasa, sin embargo, la criolipólisis se destaca por su avanzada tecnología de enfriamiento que actúa de manera selectiva sobre las células grasas y las elimina de manera suave y paulatina, sin afectar al resto de los tejidos, por otro lado no es un método invasivo ni requiere el uso de agujas ni incisiones quirúrgicas.

El método es seguro y efectivo para moldeo o esculpido corporal en adiposidades moderadas, localizadas y bien definidas. Los resultados se hacen evidentes en aproximadamente 90 días. Este procedimiento permite reducir la grasa abdominal no deseada, los michelines (pliegues) y la grasa de la espalda, sin embargo, es importante recalcar que los candidatos idóneos para el procedimiento COOLSHAPING son aquellos que tienen un estado de forma física relativamente bueno, pero con algunos depósitos de grasa moderados, que no se reducen con facilidad con la dieta y el ejercicio. Y aquellas personas que desean reducir zonas puntuales de grasa de zonas específicas, pero no consideran someterse a un procedimiento quirúrgico. El procedimiento COOLSHAPING no está indicado para perder peso ni para personas obesas, y no es un sustituto de otros métodos invasivos como la liposucción.

Durante el procedimiento, se coloca el aplicador no invasivo sobre la superficie de la piel para administrar frío de manera precisa y controlada para eliminar las células grasas de zonas específicas del cuerpo. A medida que se exponen al enfriamiento, las células comienzan un proceso natural de eliminación celular. Las células grasas de la zona tratada se eliminan gradualmente a través de los procesos metabólicos normales del organismo, de forma similar a como se elimina la grasa de los alimentos. Como resultado, se produce una reducción del volumen de grasa que se aprecia en la mayoría de los pacientes en un período de aproximadamente dos a cuatro meses. Ventajas del procedimiento no invasivo Con este procedimiento no invasivo no hay agujas, ni incisiones, no se necesita anestesia ni analgésicos, ni tampoco se requiere un período de baja. El procedimiento COOLSHAPING resulta cómodo para la mayoría de los pacientes; pueden leer, trabajar con sus portátiles, escuchar música o simplemente relajarse. La mayoría de ellos suele reanudar sus actividades habituales, incluso regresar al trabajo y hacer ejercicio, el mismo día del procedimiento.

Para lograr contacto estrecho, transmitir el frío y bajar la temperatura subcutánea de manera efectiva se utiliza generalmente vacío por medio de aplicadores o piezas de mano, la piel se protege con una capa de gel semisólido para evitar quemaduras por frío. Al mismo tiempo la LED rojo de 630nm provista en el cabezal de tratamiento promueve la formación de colágeno, asegurando una mejoría en la firmeza de la piel.

Antes de comenzar el tratamiento, tenga en cuenta las siguientes contraindicaciones:

  • Embarazo.
  • Enfermedades (enfermedad cardiovascular, enfermedad hepática, enfermedad renal, cáncer, diabetes).
  • Infección en la región a tratar.
  • Pacientes con cicatrización queloide.
  • Pacientes con marcapasos.
  • Pacientes con diabetes.
  • Pacientes que toman de forma regular medicación antiinflamatoria.
  • Pacientes con piel sensible.
  • Pacientes con tumores.
  • Pacientes que presenten cicatrices hipertróficas.
  • Pacientes con manchas rojas en la zona a tratar.

Se recomienda realizar de 3 a 4 sesiones, dependiendo de la respuesta de cada paciente, los periodos de reintervención pueden ser de 1 a 3 meses.

Abrir chat
Hola,
Estamos a tus órdenes...